CREEMOS en un solo y único Dios que se ha revelado en tres personas diferentes: El padre, El Hijo y El Espíritu Santo. Deuteronomio 6:4; Genesis 1.1; Exodo 15.11; 2 Corintios 13:14; Mateo 28:19

CREEMOS en la autoridad de la Biblia como la completa revelación de Dios a los hombres, la cual fue inspirada por Dios y por lo tanto, es inerrante, infalible y siempre viva. 2 Timoteo 3.16-17; 2 Pedro 1. 16-21; Juan 17.17; Mateo 24:35

CREEMOS en la posición y la condición caída del hombre,  quien es insuficiente para evitar en condenación eterna. Romanos 3.10; Romanos 3.23; Romanos 5. 12-14; Efesios 2:1-3

CREEMOS en Jesucristo como el hijo de Dios, verdadero Dios y verdadero hombre, así como el único medio de salvación. Mateo 1.18-25; Juan 1.1-3, 14; Juan 3.16; Hechos 4.12;1 Timoteo 2:5

CREEMOS en el ministerio del Espíritu Santo,  quien produce el nuevo nacimiento, nos santifica guiando y convenciendo de pecado. Asimismo habilita al creyente de su poder para cumplir la misión que Dios le ha encomendado. Hechos 1:8; Juan 14:16-17, 26, 15:26-27, 16:7-15; Efesios 1:13-14, 4:30, 5:18-21; Gálatas 5:16-18, 22-23. II Corintios 3:18.

CREEMOS en la Salvación del Hombre únicamente a través de la justificación, la regeneración y la santificación que sólo Dios puede dar al creer en base del sacrifico de Cristo Jesus. Colosenses 1:13; Efesios 2:8-10; Romanos 5:1, 8; Juan 1:11-13, 3:16, 5:24, 10:28-30, 14:6; Hechos 16:31; 1 Timoteo 2:4 Tito 3:5; 2 Pedro 3:9.

CREEMOS en el Cielo y el Infierno como destinos eternos. El cielo para los que mueren en Cristo y el infierno para quienes fueron sin Cristo. Daniel 12:2; Filipenses 3:20-21; Apocalipsis 20:11-15; Juan 5:25-29; Mateo 10:28

CREEMOS EN la Naturaleza y Organización de la Iglesia, la cual es el cuerpo de Cristo, es la comunidad de los salvos que tienen por cabeza a Cristo Jesus y responde a la necesidad de llevar las buenas nuevas a través de iglesias locales que son dirigidas por autoridades establecidas por Dios. Romanos 3.10; Romanos 3.23; Romanos 5. 12-14; Efesios 2:1-3

CREEMOS Las Ordenanzas de la Iglesia, las cuales son El Bautismo y La Santa Cena, de las cuales todo creyente debe de participar en obediencia y con el enfoque correcto. Mateo 28:19-20; I Corintios 11:23-29; Hechos 2:41, 10:47-48; I Corintios 11:23-29).